¿Cómo escoger una crema antiarrugas?

En la elección de compra de los cosméticos influyen muchos factores: las recomendaciones de personas de confianza, las campañas de marketing y publicidad realizadas por las grandes marcas, el precio del producto, el conocimiento que se tiene de las necesidades de la piel, etc. 

Desde Cosmeceutical Center llevamos muchos años abogando por la importancia de la prescripción individualizada de fórmulas y rutinas de belleza adhoc para cada tipo de piel. Y esta elección siempre debería realizarla un profesional con experiencia en el estudio de la piel y la galénica de los productos.

Muchas pacientes nos consultan sobre qué fórmulas o ingredientes necesitan si tienen 40 o 50 años... y siempre les contestamos lo mismo: no depende de la edad que tengas, sino del estado de la piel en sí. Decantarnos por unas fórmulas u otras dependerá del grado de envejecimiento de la piel, del estilo de vida y rutinas del paciente y de múltiples factores más.
La prescripción médica pautada y personalizada, siempre será la mejor opción para el correcto cuidado de la piel, que como cualquier otro órgano necesita de especialistas que sepan qué medicamentos (cosméticos en este caso) necesita para su salud. 

Aún así, y siendo conocedora de que muchas personas realizan la elección de su crema antiaging o antiarrugas teniendo en cuenta otros factores y sin la prescripción de un profesional, hemos elaborado una guía para la correcta elección de una crema antiaging.
 

Guía para la correcta elección de una crema antiarrugas por Inmaculada Canterla

 
  1. 1. Antes de escoger una crema antiaging hay que saber para qué tipo de arruga se necesita. No es lo mismo el tratamiento de arrugas de expresión, arrugas de fotoenvejecimiento, arrugas de deshidratación, arrugas de descolgamiento y arrugas posturales. Además no se tratan todas solo con “cremas, el éxito siempre está en la combinación de tratamientos.

  2. 2. Hay que tener en cuenta qué ingredientes contiene y saber que existen los activos multifunción. Evidentemente de cremas deben contener ingredientes que favorezcan la producción de elastina, colágeno y ácido hialurónico como pueden ser: ácido hialurónico, complejos multipéptidos (Péptido Matrixyl, Péptido Argirelox,...), etc. Pero también hay que tener en cuenta que hay muchos activos multifunción. Realmente todos los ingredientes que favorecen la producción de elastina, colágeno y ácido hialurónico servirán para reafirmar la piel y reducir líneas y arrugas. Por tanto ¿podemos hablar específicamente de ingredientes solo antiarrugas? Todo activo que favorece una estimulación del fibroblasto sirve también para tratar las arrugas. Por ejemplo, la vitamina C que la gente se cree que solo sirve para la luminosidad, también actúa como antioxidante, estimula la producción de colágeno, es inhibidora de la melanina, etc. ya que es un activo multifunción.

  3. 3. Conocer la calidad de la materia prima. No todos los ácidos hialurónicos son iguales ni están a la misma concentración en todas las fórmulas, por ejemplo. Para estar seguros que los ingredientes que se utilizan son de calidad, debemos escoger siempre marcas que sean referentes en el ámbito farmacológico o médico estético. Siempre contarán con fórmulas más eficaces y contarán con más estudios clínicos que avalan su eficacia que las marcas de gran consumo.

  4. 4. No fijarse en el precio. Si se quiere escoger una fórmula que sea realmente efectiva, ello conlleva unos ingredientes de calidad, estudios clínicos que avalan su eficacia, etc. y todo ello tiene un precio.

  5. 5. Fijarnos en el formato en el que se conservan. En la conservación está la efectividad del producto, y cuanto mejor conservado más estable será la fórmula y mayor eficacia tendrá al haber menos degradación. Es mejor escoger cremas con packs opacos, envasadas en cristal o aluminio y no en plástico. También se aconsejan los envases airless. A veces es difícil encontrar soluciones que unan el equilibrio entre las necesidades de preservación de los cosméticos y la demanda por parte del consumidor de productos cada vez más “naturales” y libres de ingredientes con una reputación comprometida.

  6. 6. Tener en cuenta dos puntos de gran importancia a la hora de buscar resultados efectivos con una crema antiarrugas:

    1. 1. La sinergia de ingredientes es muy importante, siempre dentro de un tratamiento ordenado y bien pautado por parte de un profesional. Por ejemplo es buena combinación del uso de la vitamina C de día y la vitamina A de noche. Pero evidentemente todo dependerá el tipo de piel y sus necesidades.

    2. 2. En según qué tipo de arrugas, el tratamiento tópico por sí solo no es la mejor elección. Por ejemplo en el caso de las arrugas dinámicas o fracturas epiteliales. En estos casos para conseguir unos resultados satisfactorios será necesario la combinación con tratamientos médico estéticos como la toxina botulínica.
 

Escoger una fórmula correcta es importante, pero la clave para que una rutina cosmética funcione es la combinación de:

CONSTANCIA + FIDELIDAD + SENTIDO COMÚN + ORDEN + PRESCRIPCIÓN MÉDICA

 
Déjate asesorar por expertos en cuidado de la piel aquí 
Cuidado de la piel 3.0