Featured

La era de la Cosmética Moderna

La cosmética es uno de los sectores que más ha avanzado en el último siglo. Atrás quedan los cosméticos que se usaban en el Antiguo Egipto y que se obtenían a partir de las diferentes plantas, ungüentos y productos a base de miel, arcilla, aceites,… Actualmente podemos hablar de la cosmética moderna, basada en fórmulas científicas que actúan sobre las necesidades específicas de la piel.

Es importante entender que el envejecimiento es un proceso de consumo: del músculo, del hueso, la grasa… Es decir, la piel que se estira nunca se retrae, contando además que se pierde 1.5% de colágeno por año. La piel pasa de ser una uva a una pasa. Pero actualmente, gracias a la gran investigación científica que se ha hecho en el campo de la cosmética, y en concreto de la cosmecéutica, podemos prevenir, incluso revertir, el proceso de envejecimiento de la piel gracias a activos y fórmulas realmente efectivas, siempre que se prescriban de la forma correcta.

 

 

¿Cómo ha avanzado la cosmética hasta llegar a la cosmética moderna?

 

Analizamos cómo ha avanzado la cosmética en las últimas décadas para ver qué mejoras ha conseguido la conocida como “cosmética moderna”:

  • La cosmética moderna es mucho más científica
  • Se han descubierto nuevos ingredientes y activos
  • Se han estudiado nuevas formas de liberación de los activos
  • Han mejorado el poder de absorción de las fórmulas sobre la piel
  • Ofrecen una actividad terapéutica sobre la piel, en función de sus necesidades

Pero a su vez, hay una serie de factores que interfieren en el avance de la cosmética y su conocimiento por parte de la sociedad:

  • Mucha información desinformada: la sociedad confía en líderes de opinión no expertos (desde influencers hasta “lo que le ha funcionado a una amiga”)
  • Existe un gran número de compras desinformadas generadas por las potentes campañas de marketing de las marcas cosméticas más comerciales
  • Hay muchas creencias populares erróneas. Por ejemplo: “es imprescindible usar tónico”, “la cosmética coreana es muy buena”, “tratar la piel por tipo de piel y no por cómo está la piel”, etc.
  • Podemos hablar de una “incultura” de la cosmética antiaging

 

 

 

Las 4 innovaciones más importantes a nivel Antiaging

 

¿Qué hemos conseguido durante este siglo? Uno de los principales retos cosméticos que se ha conseguido en los últimos años es la especialización de la cosmética. Existen fórmulas específicas para cada una de las necesidades de cada piel: hidratación, fotoprotección, embellecimiento, mejora de poros, manchas, arrugas, rojeces. En este sentido uno de los principales motivos de consulta es cómo combatir el envejecimiento de la piel y qué fórmulas antiaging son las más efectivas.

A continuación os explico qué activos antiaging han revolucionado el mundo de la cosmética, por su efectividad, siempre que estén correctamente combinados y en las proporciones idóneas:

 

  1. AHA + BHAs (Alfahidroxiácidos)

Exfolian la piel, eliminando las capas de células muertas. Además favorecen la generación de colágeno y tratan el envejecimiento debido a la exposición solar. Probablemente, éstos son unos de los ingredientes más empleados en los cosmecéuticos. De acuerdo con su estructura química se clasifican en alfa-hidroxiácidos y beta-hidroxiácidos. Los primeros promueven la renovación celular del interior al exterior, suavizan la piel disolviendo los desmosomas que unen las células, estimulan la producción de GAG’s, aumentan el espesor de la dermis e incrementan la producción de ceramidas que mejoran la barrera protectora. Por si esto fuera poco, reducen la formación de arrugas, manchas e hiperqueratosis. Por otra parte están los beta hidroxiácidos, entre los que destaca el ácido salicílico. El ácido salicílico es un agente queratolítico que realiza una exfoliación capa a capa desde el exterior al interior. Al ser lipofílico, es capaz de penetrar en la glándula sebácea y eliminar los microcomedones.

 

  1. Retinoides (derivados de la vitamina A)

Son anti-queratinizantes, es decir, inhiben la producción de sebo. Además tienen un poder anti-inflamatorio e inmuno-modulador. Ayudan al aumento del colágeno y la elastina, además de mejorar las fibras de anclaje y la vascularización dérmica.

Hay que diferenciar entre los distintos tipos de retinoides que existen, cada uno con un uso diferente. En dermocosmética, las moléculas que se usan más comúnmente en las formulaciones son: Retinil palmitato, Retinol, Retinal, Ácido Retinoico, Retinil Retinoato. El problema es que el ácido retinoico, como tal, es un ácido que sensibiliza mucho la piel a los efectos de los rayos UV, y puede producir sequedad, descamación, prurito, exantema y/o fragilidad dérmica. De ahí que siempre se suelan utilizar sus precursores a diferentes concentraciones.

 

  1. Antioxidantes

Entre los antioxidantes naturales que se encuentran de forma natural en el organismo de los seres vivos la experta Inmaculada Canterla destaca la vitamina C (ácido ascórbico), la vitamina E (tocoferoles), el glutatión, la cianamida, el ácido lipoico, la ubiquinona… Y entre los vegetales destaca el resveratrol, las antocianinas y antocianidinas. Su función principal es la de defender a las células de la acción de los radicales libres y de la oxidación por diferentes medios de la células. De ahí que sean sustancias de importante valor en las formulaciones cosmecéuticas. Así, su principal función es prevenir la oxidación de las células.

 

  1. Despigmentantes:

Son los activos que tratan las manchas y la hiperpigmentación de la piel. Suelen ser tratamientos a largo plazo. No hay una receta estándar universal para todo el mundo, el tratamiento despigmentante intensivo es personalizado con ingredientes cuidadosamente seleccionados. Los despigmentantes más revolucionarios del último siglo son:

  • Ácido Kójico

Funciona principalmente como un inhibidor de la tirosinasa, enzima involucrada en la producción de la melanina, causante de la pigmentación de la piel.

  • Arbutina

Disminuye la producción de melanina y acelera su eliminación. Actúa mediante la inhibición de la síntesis de melanina.

 

 

Es necesaria una comprensión de los riesgos y beneficios de las diversas opciones terapéuticas para seleccionar el tratamiento óptimo y adecuado. Ninguna terapia ha demostrado individualmente ser beneficiosa en todos los pacientes como terapia única. Para optimizar resultados es básico realizar una combinación de diversos tratamientos. En Cosmeceutical Center te asesoramos sobre las mejores fórmulas modernas para cuidar tu piel. 

 

 

¡Apostamos por más belleza desde la salud!

Featured

La Vitamina A, sus derivados y la piel

Cuando nos hablan de la vitamina A, si no somos químicos, biólogos, farmacéuticos o médicos, lo más que se nos viene a la cabeza es pensar en una de esas “cosas” químicas que hay que tomar con los alimentos “porque las vitaminas son muy buenas”, o que hay que ponerse en la cara porque me lo ha dicho alguien a quien le ha ido muy bien y se lo dieron en su centro de estética.

Pero ¿qué es en realidad la vitamina A? ¿Existe un solo tipo de vitamina A ? ¿Para qué sirve? Y sobre todo… me sirve a mí? ¿Cuándo, cómo y por qué?

Pues a todas esta respuestas vamos a intentar darle respuesta en este artículo, centrándonos en su uso para el cuidado de la piel y la lucha contra el envejecimiento

 

Empecemos por el principio: ¿qué es la vitamina A?

Desde 1973, cuando Albert Kligman, Médico, Farmacólogo y luego reconocido Dermatólogo patentó la tretinoína (ácido retinóico), la vitamina A está siendo reconocida como el compuesto más probado para mejorar todo, desde el acné, arrugas, síntesis de colágeno hasta la hiperpigmentación.

 

La vitamina A, también llamada Retinol, es una molécula liposoluble esencial para el organismo humano, que proviene del betacaroteno e interviene en diferentes procesos metabólicos. Realmente estamos hablando de un grupo de moléculas (los llamados retinoides), que por medio de diferentes reacciones bioquímicas se van a poder combinar entre ellas, y avanzar o retroceder en el sistema metabólico dependiendo de las necesidades del organismo. La vitamina A, en el cuerpo humano,  va a poder estar en forma de alguno de sus tres vitámeros, es decir, retinol, retinal o ácido retinóico, siendo cada una de ellas una forma más oxidada que su predecesora.

Como hemos mencionado, su función en el organismo está encuadrada en múltiples y diferentes procesos, que van desde la visión al sistema inmunológico, pasando por el mantenimiento y cuidado de las células de la piel, punto en el que nos centraremos en este artículo.

Para el cuidado de la piel, tradicionalmente se ha utilizado el retinol, tal cual, sin tener muchas veces en cuenta ni siquiera la concentración a la que se usaba, su estabilidad en la fórmula o si la piel de la persona lo iba a poder tolerar.

Pero poco a poco la investigación en el terreno de la dermocosmética ha ido perfeccionando la forma de uso de los retinoides en las fórmulas y se ha ido centrando el objetivo de cada una de sus formas y concentraciones.

De ser un producto que podía llegar a hipersensibilizar la piel y dejarla desprotegida ante los daños solares, hemos llegado a fórmulas que podemos utilizarlas en todo momento del año y todo tipo de situaciones. De ser productos irritantes, hemos llegado a tener un enorme abanico de moléculas y concentraciones para poder llegar a todo tipo de pieles.

 

 

Bien es verdad que el retinol, en sí mismo, es fotosensible a la luz solar por lo que debería ser aplicado de noche, pero la realidad es que, a día de hoy y con los avances en las formulaciones, un producto en base retinoide no debería hacer la piel más vulnerable a los rayos UV de lo que podría ser después de exfoliar con un exfoliante físico. Ojo, ¡no hay que olvidar que hay que aplicar y reaplicar siempre el protector solar!

 

Pero vamos por partes y vamos a ir viendo qué tipos de vitamina A tenemos disponibles y cuáles son sus usos preferentes a la hora de aplicarlos en la piel. En dermocosmética, las moléculas que se usan comúnmente en las formulaciones son las siguientes:

  • Retinil palmitato
  • Retinol
  • Retinal
  • Ácido retinoico
  • Retinil retinoato

 

El orden en el que lo hemos enumerado no es el de importancia ni el de más o menos uso en la industria. Se trata del grado de oxidación en el que se encuentra el retinol, de menos a más, ya que desde un punto de vista bioquímico, nos va a ser mucho más claro entender el porqué de cada una de las moléculas en cada uso.

 

  • Retinil palmitato

 

 

 

 

Éster del retinol estabilizado en forma de sal de palmitato. Se trata de la versión “menos potente” de vitamina A (siempre dependiendo de la concentración, claro está), ya que se trata de la forma más reducida del retinol, y requiere de más pasos de síntesis hasta llegar al ácido retinoico (tiene que pasar por el alcohol y aldehído hasta llegar al ácido retinoico)

Suele ser el más utilizado en dermocosmética por ser más barato, aunque su efectividad es más reducida y condicionada a su concentración y al objetivo que se persiga.

 

  • Retinol

 

 

Es la vitamina A en estado puro, que no por ello es la forma más efectiva de los retinoides para el cuidado de la piel. Sin embargo, es la forma asimilable de vitamina A por excelencia, pasando luego a sus formas oxidadas para poder realizar sus funciones correctamente. Su isómero bioactivo es el trans- retinol, y es el que  debe ser utilizado en las formulaciones dermocosméticas para obtener la mayor efectividad.

El retinol es el mejor principio activo para luchar contra el fotoenvejecimiento, mejora la síntesis de colágeno y elastina, contribuye a la hidratación de la piel y mejora su textura.

Dependiendo de su concentración, entre 0.1 y 1.0% (a nivel domiciliario. Hasta el año 2013 el rango estaba restringido por la legislación noruega entre 0.3 y 0.55%, para evitar posibles toxicidades y fotodaños colaterales), podremos jugar con los diferentes tipos de sensibilidades cutáneas y podremos ajustar los tratamientos en lo que se refiere a dosificaciones y tiempos de aplicación.

En este tipo de productos es donde más se ha comenzado a estudiar acerca del método de dosificación, ya que hay laboratorios (como Pangea, laboratorio que formula Medik8) que han introducido el retinol encapsulado en sus fórmulas, lo que permite la liberación en el tiempo del retinol que la piel necesita en cada momento, evitando su oxidación total inmediata y bajada de rendimiento y efectividad. Todo un avance en la ciencia de la dermocosmética.

Se trata de prevenir la irritación en la piel que se causa normalmente por la acción del retinol a las dosis (efectivas) utilizadas, proporcionando una liberación lenta y continua del ingrediente activo. Menos irritación es igual a más confort.

En cuanto a las concentraciones, lo ideal es comenzar tratamientos pautados a bajas concentraciones para ver la reactividad de la piel ante el retinol, y a partir de ahí, podremos ir aumentando concentraciones y disminuir el espaciado entre aplicaciones para conseguir, en pieles fotodañadas, una unificación del tono y una  apariencia de piel más joven. También conseguiremos aumentar la producción de colágeno y los niveles de ácido hialurónico epidérmico, mejorando la apariencia de las finas líneas y arrugas.

En resumen, podríamos decir que el retinol a bajas concentraciones posee acción antioxidante y suavizante, aportando luminosidad a la piel, mientras que según aumentamos la concentración, pasa a tener actividad queratolítica, disminuyendo el estrato corneo, mejorando arrugas, marcas de acné pasando a tener propiedades despigmentantes.

 

  • Retinal

 

Actualmente es el gran avance científico del momento (conseguido por Medik8 con su gama de productos Cristal Retinal) a la hora de aportar retinoides a los productos de cuidado de la piel, ya que se ha conseguido estabilizar la especie intermedia entre el retinol y el ácido retinoico, es decir el aldehído del retinol, llamado retinaldehido o retinal. Se trata de un gran avance porque se consigue introducir en la piel una molécula que está a un solo paso oxidativo del ácido, lo que quiere decir que se perderá menos tiempo (y menos producto en reacciones intermedias) a la hora de conseguir lo efectos deseados de un producto de base retinoide.

Continúa siendo un producto respetuoso con la piel como el retinol tradicional ya que posee un sistema novedoso de encapsulación, que actúa como sistema de liberación lenta y a la par colabora en la estabilización del producto, optimizando además la absorción del retinal en la piel.

 

Según los datos aportados por el laboratorio, el retinaldehído posee propiedades antibacterianas por lo que es un producto antienvejecimiento ideal para pieles propensas a las imperfecciones, disminuyendo con el tiempo la bacteria responsable de los brotes.

 

  • Ácido retinoico

 

 

Los isómeros funcionales a nivel tópico del ácido retinoico son la tretinoína y la isotretinoína (ácido 13-cis-retinoico)

Esta molécula es la que realmente tiene las propiedades que hemos mencionado anteriormente en sus precursores. El problema es que el ácido retinoico, como tal, es un ácido que sensibiliza mucho la piel a los efectos de los rayos UV, y puede producir sequedad, descamación, prurito, exantema y/o fragilidad dérmica. De ahí que siempre se suelan utilizar sus precursores a diferentes concentraciones, tal y como hemos comentado.

El ácido retinoico, de usarse puro, será exclusivamente a nivel estrictamente profesional y bajo la supervisión y seguimiento de expertos sanitarios en el cuidado de la piel.

De hecho, el ácido retinoico no debe considerarse un activo cosmético como tal, ya que su principal indicación es el tratamiento tópico del acné vulgaris (grado I a III) combinado con otros medicamentos  o para el tratamiento de  fotoenvejecimientos importantes.

 

  • R Retinoato

Se trata de un producto mucho más efectivo que el Retinol y a la par menos irritante, ya que la presentación de este producto, primeramente, es en forma encapsulada, con las ventajas antes vistas en el retinol, es decir, liberación lenta y controlada del principio activo. Y en segundo lugar, estamos aportando a la piel un éster del retinol con el propio ácido retinoico, es decir, aportamos directamente ácido retinoico y su precursor, que se irá oxidando más lentamente, lo que proporciona una reserva adicional de principio activo en la piel, prolongando su actividad en el tiempo. Todo esto mejora la estimulación de la síntesis de colágeno y la renovación celular. En la aplicación de esta molécula en la formulación dermocosmética cabe destacar las firmas Verso y de nuevo Medik8, aportando ambos unos destacadísimos productos en resultados y efectividad.

En el caso de zonas muy sensibles, como el contorno de los ojos, existen formulaciones respetuosas a base de  retinil retinoato encapsulado y ácido hialurónico de peso múltiple para alisar finas líneas, arrugas y patas de gallo, siendo un producto suave y altamente efectivo en cualquier tipo de piel sin causar irritación en la delicada zona de los ojos.

 

 

Se podrían escribir varias tesis doctorales hablando de retinoides aplicados al cuidado de la piel, su uso, cuidados, peligros, beneficios, métodos de acción… pero el objetivo de este artículo era acercar un poco más el significado de la vitamina A al cuidado de la piel, tratando de aclarar en la medida de lo posible su “enrevesado” (para los no iniciados) origen bioquímico.

De cualquier modo, sabéis que estamos a vuestra disposición para cualquier duda que os pueda surgir sobre el uso de estas u otras moléculas para el cuidado de vuestra piel. ¡Solo tenéis que contactarnos!

 

 

 

 

Featured

¿Son útiles los masajes faciales? ¿Capricho o necesidad?

El actual ritmo de vida está lleno de novedades que nacen como flores en un jardín, creando las conocidas tendencias de lifestyle: acudir al gimnasio o practicar deporte regularmente es uno de los nuevos must have; así como lo es cuidar la alimentación y abandonar hábitos perjudiciales (como el tabaco o el alcohol) para asimilar otros que sean beneficiosos para la salud. Dentro de este boom de tendencias saludables, está el cuidado diario de la piel, especialmente de la cara y cuello que están sobreexpuestos diariamente al sol y a la climatología, a lo que se une el componente genético que decide hasta en un 35% la apariencia y la textura de la piel. Y uno de los movimientos que está más de moda son los masajes faciales. Pero ¿sabemos realmente la importancia de un buen masaje? ¿Nos detenemos a pensar en este punto y valoramos realmente sus beneficios o pensamos simplemente que es un capricho más totalmente prescindible? Casi todos estamos de acuerdo en que es placentero y un gustazo, pero ¿Cuánto tiempo y dinero invertimos en ellos?

bigstock-spa-resort-beauty-and-health-91220279

 

Los beneficios de los masajes faciales

Los masajes faciales deberían ser como el gimnasio: casi una “obligación” para mantener la estructura del rostro en forma. Si trabajáramos los músculos de la cara como hacemos con los del cuerpo, tendríamos los párpados, pómulos y óvalo en su sitio, o por lo menos, no sería tan vertiginosa su caída. Los músculos de la cara, pueden ejercitarse haciendo una serie de “muecas” a diario o con masajes específicos. Cuando hablo de masajes faciales, me refiero a masajes profundos, hechos con manos expertas y certificadas que saben tocar en los puntos clave y en la dirección correcta, y a los que les dedican más de una hora de trabajo.

Los masajes faciales deberían ser como el gimnasio: casi una “obligación” para mantener la estructura del rostro en forma

El masaje ha sido utilizado a lo largo del tiempo por sus múltiples beneficios por eso hoy queremos recordar la importancia de incluirlo dentro de las medidas de lucha contra el envejecimiento. Pero no como un lujo si no como una herramienta más de trabajo necesaria para paliar los efectos negativos que produce el paso del tiempo en nuestro cuerpo.   Entre sus múltiples beneficios podemos citar que: aumenta la circulación de la sangre, eliminando los productos de desecho acumulados en el torrente sanguíneo. A nivel del aparato circulatorio, reduce el ritmo cardíaco y disminuye la presión sanguínea. Al mejorar la circulación de la sangre los nutrientes y el oxígeno llegan con más rapidez a las zonas necesitadas. Reduce la inflamación y mejora la cicatrización de las heridas. Alivia el estrés emocional, el contacto de la mano del especialista con nuestro cuerpo proporciona confort, también regula y alivia la tensión proporcionando una sensación de calma y tranquilidad. Descontractura y relaja los músculos. El masaje facial también refuerza los músculos y la piel de la cara mejorando la firmeza, la piel cansada, fatigada y desvitalizada.

El masaje ha sido utilizado a lo largo del tiempo por sus múltiples beneficios por eso hoy queremos recordar la importancia de incluirlo dentro de las medidas de lucha contra el envejecimiento.

 

La evolución y los tipos de masajes faciales

Hoy en día a pesar de la inestimable ayuda que la aparatología pone a nuestra disposición, la acción de las manos del profesional sigue siendo un arma insustituible. El masaje ha experimentado una continua evolución, influenciado por multitud de tendencias, la mayoría de ellas de origen oriental. Actualmente existen técnicas exclusivamente faciales y entre los masajes corporales hay que distinguir entre el masaje estético y el terapéutico.     El masaje se ha especializado. En nuestro centro no dudamos en especializar en los dos tipos de disciplinas, la occidental y también en técnicas orientales, a las profesionales de las terapias manuales.   Estas son algunas de las técnicas más de moda tanto en facial como en corporal:

  • El masaje Kobido: Lifting facial sin cirugía. Es un compendio de técnicas japonesas para conseguir un equilibrio entre la belleza facial y la salud de los tejidos y músculos que dan forma a esa belleza.
las diferentes manipulaciones que se hacen durante las sesiones de Kobido estimulan profundamente los canales energéticos del cuerpo para lograr esa armonía entre salud y belleza. El Kobido se diferencia, fundamentalmente, de los masajes occidentales en que, mientras estos trabajan la superficie de la cara con movimientos suaves, el masaje facial japonés está basado en técnicas de percusión combinadas con técnicas de masaje profundo, que trabajan la musculatura que está debajo del tejido superficial, utilizando para ello mucha más presión que en el masaje occidental. El masaje facial japonés combina técnicas de masaje facial, drenaje linfático, digitopresión y shiatsu.
  • El palper-rouler:
 Su objetivo. Maniobra de referencia en estética, pretende luchar contra la celulitis, estimulando los adipocitos, estimulando los intercambios cutáneos y mejorando la microcirculación local. Una técnica que busca mejorar la circulación y acelerar el metabolismo contra la celulitis, que muestra la eficiencia en casos leves a moderados. El objetivo es de estimular las respuestas neuromusculares con el fin de hacer que la sangre circule con mayor facilidad y la grasa se elimina del cuerpo junto con las toxinas.
Práctica. Sobre las zonas afectadas (nalgas, muslos, vientre), coge un pliegue de piel entre tus pulgares, los dedos índice y corazón. A continuación, haz rodar la piel desplazando tus pulgares en la dirección escogida. Efectúa esta maniobra lentamente sin hacer daño. Para una mayor eficacia, realiza presiones deslizando los dedos.
  • El masaje californiano: apareció a principios de los años 70, como su nombre indica, en California, cerca de San Francisco. La técnica consiste en envolver y esculpir el cuerpo en su totalidad con movimientos de deslizamiento, petrisajes y roces ejecutados en su mayoría en la superficie de la piel. Es un masaje lento, dulce y amplio en el cual las manos del masajista ejecutan una coreografía armoniosa sobre el cuerpo. Esto no impide que el masajista siga y respete las líneas de los meridianos, los puntos reflejos y la trayectoria muscular del cuerpo. El masaje californiano se utiliza para resolver variados problemas y para proporcionar beneficios que pueden apreciarse inmediatamente. En los problemas musculares como contracturas, proporcionan un alivio inmediato ya que se trabajan las fibras musculares para relajar el músculo y aliviar los dolores provocados por posturas antinaturales prolongadas o movimientos bruscos que lesionan los músculos y producen dolor agudo, al mismo tiempo que los músculos recuperan la elasticidad y su tono normal al desaparecer los puntos de tensión. 
Al activar la circulación sanguínea se aumenta el aporte de oxígeno a los tejidos, que favorece el mejor funcionamiento de los órganos internos para mejorar la salud en general.
  • Masaje ayurvedico: tiene como objetivo el restablecimiento del equilibrio tanto físico como psíquico. En India, país de origen, el masaje ayurvédico es un ritual inmutable: cada persona, sea cual sea su edad o condición, lo recibe al menos una vez por semana para procurar un bienestar global. El Masaje Ayurvédico consiste a corregir el desequilibrio de nuestras energías a través de técnicas enérgicas, para sentirnos bien y acabar con los males que nos aquejan. El Masaje Ayurvédico no sirve sólo para aliviar dolores puntuales sino como medicina preventiva, ya que aumentan la circulación, estimulan y fortalecen el sistema linfático, y abren el flujo de la fuerza vital con el objetivo de limpiar y revitalizar el cuerpo.
  • El Masaje Hawaiano: también llamado Masaje Lomi Lomi, es una maravillosa manera de estimular los músculos y relajarlos. Esta forma de trabajo corporal sagrado proviene principalmente de las tradiciones espirituales de los hawaianos originales de la Polinesia. El Masaje Hawaiano Lomi Lomi tiene como uno de sus propósitos relajar no sólo los músculos sino el espíritu. Es un masaje profundo, fluido y rítmico, que utiliza tanto las manos como los antebrazos, abarcando extensas zonas corporales permitiendo realizar un masaje firme y controlado.
  • Técnica de drenaje linfático manual: Se utiliza en estética para disminuir la retención de líquido y tratar problemas de celulitis, como también en tratamientos clínicos de linfedemas. El drenaje linfático manual es una técnica que se realiza con las manos a través de movimientos muy suaves, lentos y repetitivos que favorecen la circulación de la linfa, mejorando así cuadros edematosos, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos. El sistema linfático colabora estrechamente con el sistema inmunológico, por lo que el drenaje linfático manual mejora de manera general el estado de salud y ejerce un papel muy beneficioso en el sistema nervioso, además de tratar específicamente distintas afecciones. Así el drenaje linfático manual es otra forma de reforzar el sistema inmunológico.
  • Masaje sueco, profundo, muy vigoroso, o sea tónico: El Masaje Sueco o Masaje Clásico es un tipo de masaje creado por Pehr Henrik Ling que se considera la base del quiromasaje actual siendo relajante y tonificante y busca liberar la tensión. Muchas modalidades de masajes occidentales, entre ellas el quiromasaje, tienen su origen en el denominado masaje sueco. Esta técnica manual combina fricciones, amasamientos y cacheteos, y se fundamenta en los conocimientos de la anatomía y fisiología. Está basado en técnicas occidentales de anatomía y fisiología y no tiene nada que ver con técnicas asiáticas basadas en puntos energéticos o meridianos. Es un masaje que no solo beneficia y relaja el cuerpo, sino que también nos ayuda a relajar la mente
  • Masaje shiatsu japonés: El masaje shiatsu, es una terapia manual originada en Japón, aunque la base de su técnica también bebe de las fuentes de la medicina tradicional china. La técnica que caracteriza al shiatsu es la del uso de la presión, con intensidad de moderada a suave, sobre las zonas afectadas. Se emplea sobre todo el pulgar y la palma de la mano, pero también los codos e incluso las rodillas. Generalmente la presión con los pulgares que se ejerce en los masajes de shiatsu coincide con los puntos de acupuntura de la medicina china. También se usan técnicas de amasamiento, estiramientos y movilización, pero en menor grado. En conjunto estimula un equilibrio integral del cuerpo y la mente.

facial-600x398

 

La importancia de los masajes faciales realizados por profesionales

Un masaje debería relajar, recargar nuestra energía vital… y si está bien hecho, los beneficios pueden durar dos o tres días después de la sesión. En cambio, si el masaje está realizado por una persona inexperimentada no tendrá ningún efecto o podría incluso provocar problemas en la circulación linfática, de ahí la importancia de escoger un buen terapeuta.

En Cosmeceutical Center ofrecemos siempre el abordaje multidisciplinar del proceso de envejecimiento: formulaciones tópicas + constancia con protocolos y masajes determinados + medicina estética + tecnología + suplementación micronutricional.

  • “Low cost” que no lo es tanto

¿Cuánto vale un masaje? ¿Cuánto vale una hora de trabajo de precisión e individual realizado en el ambiente adecuado, con el producto eficaz, con las manos expertas en las mejores técnicas y con una higiene impoluta? La eficacia del masaje está influenciada también por la existencia de un entorno adecuado. La satisfacción del cliente y el éxito de las terapias manuales, se consigue con terapias de calidad y una excelente atención. Por eso es importante que se sigan y cuiden todos los detalles antes, durante y después de los tratamientos. Obviamente pensamos siempre en un cliente exigente y sibarita que va a tener en cuenta una visión global del servicio, desde que entra en el centro hasta que se va. Que la terapia en sí haya sido bien realizada, el trato con el cliente, la climatización de cabina adecuada, un higiene irreprochable, lavarse las manos delante de ti, antes de tocarte, etc. Todo esto marcara como siempre una diferencia de unos centros a otros.

masaje-facial-japones

Sobre el producto utilizado, igualmente hay diferencias. Y no es lo mismo facial que corporal, el tipo de masaje y la finalidad. Un masaje corporal relajante, por ejemplo, estará bien realizarlo con un Aceite Vegetal Virgen  extraído por primera presión en frío. Pero en un tratamiento facial, el masaje es tanto un arte como una ciencia, y el dermocosmético aplicado también cuenta, y mucho. Obviamente debe tener una base oleosa que permita un buen deslizamiento de la manos sobre la piel, encontrando como texturas diferenciadas los aceites, las cremas y los geles y lo idóneo es que tenga principios activos añadidos y no contenga petroquímicos.   El conjunto de todos estos aspectos marcará la diferencia. Indicaciones, técnicas del masaje, manos expertas que hagan levitar….. Rápidos, lentos, vigorosos, terapéuticos etc… pero siempre un momento de auténtico relax!   En nuestra clínica ofrecemos siempre el abordaje multidisciplinar del proceso de envejecimiento: formulaciones tópicas + constancia con protocolos y masajes determinados + medicina estética + tecnología + suplementación micronutricional. Ya sabemos que la clave principal para el éxito es la adherencia al tratamiento. Por tanto recomendamos que una vez que un régimen está correctamente prescrito y elegido por principios activos por el profesional en formulación dermocosmética, lo combinemos con diferentes técnicas, una de ellas la aplicación y realización de masajes específicos como un escalón más en el cuidado antienvejecimiento. Además son ideales para las personas que quieren un tratamiento sin agujas.

una vez que un régimen está correctamente prescrito y elegido por principios activos por el profesional en formulación dermocosmética, lo combinemos con diferentes técnicas, una de ellas la aplicación y realización de masajes específicos como un escalón más en el cuidado antienvejecimiento

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies