Valida tu suscripción al Newsletter


Para validar tu suscripción solo tendrás que pulsar el vínculo que recibirás en la cuenta de correo con la que te has registrado.

Alerta Newsletter
Recuerda revisar tu bandeja de correo no desado. Añade enviosweb@cosmeceuticalcenter.com a tus contactos y llegaremos siempre a tu bandeja de entrada.


Icono logo

Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario. Si estás de acuerdo con ello solamente haz click en el botón aceptar a continuación y se ocultará este espacio, si quieres saber más haz click en el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información..

La melatonina es una hormona que se encuentra en forma natural en el cuerpo.

Melatonina: la hormona maestra en las consultas antiedad

La melatonina es una hormona natural producida por el cerebro, sintetizada a partir del neurotransmisor serotonina y que se produce principalmente en la glándula pineal. Permite que nuestro organismo tenga sensibilidad a los ciclos de la luz, a la noche y el día y, por tanto, influye en el sueño. Es decir, regula nuestros ritmos corporales, nuestro reloj biológico, afecta al correcto funcionamiento de nuestro organismo e influye en nuestros niveles de cansancio, actividad e incluso en nuestro humor.

La piel durante la noche se recupera de las agresiones del día, de la acción de los radicales libres favorecidos por la exposición solar, la contaminación y el estrés. Durante las 23 y las 04.00h de la mañana, el flujo sanguíneo aumenta, favoreciendo los cambios celulares y la regeneración natural de la piel.

Además, la melatonina es importante en el envejecimiento, ya que consigue disminuir la oxidación celular y mantener nuestras células sanas durante más tiempo. Por eso, cuando hay un déficit de esta hormona suelen darse casos de insomnio, depresión y también tiende a acelerarse el envejecimiento. Su importancia es fundamental en el sistema inmunológico o para la lucha contra enfermedades (o sus efectos secundarios), el cáncer, los trastornos del sueño o para reparar tejidos que han sufrido isquemias cerebrales o cardiovasculares.

melatonina la hormona natural

La secreción de melatonina depende tanto de factores que no podemos controlar (como la luz solar o las estaciones del año), como de factores personales como el estrés, la edad o la alimentación. El organismo la genera de manera abundante durante la infancia y la adolescencia. Se secreta por la noche como parte de nuestros biorritmos para inducir el sueño y reponer el organismo del cansancio. Su producción natural disminuye de forma notable al término de la pubertad y continúa una decadencia constante y progresiva con el transcurso del tiempo.

Hay alimentos que influyen en los niveles de melatonina, y que permiten elevarla: patatas, tomates, arroz, avena, nueces, vino tinto… Incluso hay suplementos y medicamentos (que deben ser supervisados por un especialista) que pueden reactivar y potenciar los niveles de melatonina. El aporte extra de melatonina, ayuda a recuperar las pautas normales del sueño de forma natural y no adictiva. Combate el jet-lag, refuerza el sistema inmunitario, alivia el estrés, regula el nivel de colesterol, disminuye la presión arterial en caso de hipertensión, retarda el proceso de envejecimiento e incluso mantiene la vitalidad sexual.

Una vida sana (dieta equilibrada, ejercicio físico, control del estrés...) ayuda a amortiguar la temida oxidación celular y frenar el deterioro de la edad. Aconsejamos suplementar este estilo de vida saludable con tratamientos nutracéuticos a base de vitaminas, minerales, antioxidantes, aminoácidos, enzimas y hormonas como la melatonina, ajustando el tratamiento a las necesidades de cada persona y nunca acudiendo a ellos sin control.