Featured

¿Manchas en la piel? Todo sobre los tratamientos y activos despigmentantes

La mayoría de las alteraciones en el aspecto de la piel se deben a la exposición crónica a la radiación ultravioleta de la luz solar. Los cambios cutáneos son más pronunciados en las zonas corporales más expuestas como son: el rostro, los brazos y las manos, el cuello, y la parte superior de la espalda. Por otra parte, también hay otros factores del verano que afectan negativamente a la piel como son: el cloro de piscinas, la salitre del mar  o algunos medicamentos fotosensibilizantes como los anticonceptivos orales, antidepresivos, antihistamínicos, antisépticos, benzodiacepinas, laxantes o diuréticos que pueden originar reacciones fotoalérgicas.

DESPIGMENTANTES

 

La pigmentación constitutiva de la piel está programada genéticamente para cada persona: la cantidad y la calidad de la melanina producida determinan el gran espectro de colores y las tonalidades que se observan en la piel humana.

La melanogénesis es regulada principalmente por la luz ultravioleta (UV), estímulos hormonales y factores genéticos. Y debemos tener en cuenta en qué circunstancias estimulamos la hormona melanocito estimulante (MSH) y sus consecuencias de hiperpigmentación.

 

Existen varios mecanismos de acción dermatológica para corregir las manchas cutáneas:

  • Inhibidores de la tirosinasa: Se trata de bloquear la síntesis de melanina. Ej: hidroquinona, el ácido kójico, la arbutina…son efectivos en tanto son inhibidores de la tirosinasa.
  • Bloqueadores del PAR-2: La PAR-2 es una enzima que transfiere los melanosomas a los queratinocitos, por lo cual bloquearla inhibe este proceso. En concreto, lo que se inhibe es que la pigmentación llegue a las capas superiores de la piel, donde llega a ser visible. En este caso los ingredientes son soja y vitamina B3 o niacina y derivados.
  • Exfoliantes y renovadores: Menciono las dos palabras porque se puede incluir aquí el retinol, que técnicamente no es un exfoliante a pesar de las creencias populares sino un acelerador de la renovación celular que no es exactamente lo mismo (aunque sus efectos son semejantes a los exfoliantes, el retinol induce a las células a generar otras nuevas, pero el retinol no actúa propiamente exfoliando nada). Entre los exfoliantes, el más destacable sería el ácido glicólico. Sea estimulando la renovación celular o sea mediante exfoliación, ambos métodos reducen por lógica la apariencia de las manchas.

Los tratamientos despigmentantes que suelen utilizarse intentan reducir o paliar las lesiones pero es importante conocer que hay una importante tendencia a las recidivas. Por ello, suelen ser tratamientos a largo plazo. Es necesario una comprensión de los riesgos y beneficios de las diversas opciones terapéuticas para seleccionar el tratamiento óptimo y adecuado.

 

Tratamientos estéticos y médico-estéticos despigmentantes:

 

El proceso de pigmentación de la piel implica siete mecanismos biológicos, cada uno de ellos está regulado por moléculas específicas y/o enzimas, por tanto no hay una receta estándar universal para todo el mundo, el tratamiento despigmentante intensivo es personalizado con los ingredientes cuidadosamente seleccionados.

En Cosmeceutical Center (CC) analizamos cada tipo de piel y condición, indicaciones y contraindicaciones, posibles efectos secundarios, preparación de la piel pre-peeling, apariencia de la piel y tiempo de baja tras el peeling, recomendaciones post tratamiento…

 

DSC_4378

 

Así, basándonos en una selección cuidadosa por principios activos y composiciones de las formulaciones, recomendamos los siguientes tratamientos:

 

-        Peeling despigmentante: 

Se basa en la aplicación de:

o   Ácido Fítico (5%): un agente efectivo despigmentante, que reduce la formación de melanina. Se encuentra de forma natural en la mayoría de cereales, legumbres y semillas. Tiene propiedades quelantes de iones metálicos especialmente cobre y hierro que le confieren las propiedades inhibidoras de la tirosinasa y por lo tanto inhibe la formación de melanina por parte de los melanocitos

o   Ácido L-Láctico (25%): Proporciona a la piel una acción anti-tirosinasa efectiva . Facilita la descamación de los corneocitos hiperpigmentados, facilitando y acelerando la renovación celular.

o   Otros ácidos: Salicílico (10%) / L-Mandélico (10%)

 

-        Peeling Jessner:

Esta exfoliación química se puede realizar aplicando una capa simple (exfoliación muy superficial) o en capas múltiples (exfoliación superficial a media).  El peeling Jessner combina resorcinol, ácido láctico, y ácido salicílico para conseguir una penetración más profunda y una mejor exfoliación de las capas más externas de células. Esta exfoliación profunda produce una descamación notable  durante los 3 o 4 días después del procedimiento. En el plazo de una semana, se revela una capa de piel más suave y sana. Ingredientes Clave: 14% resorcinol, 14% ácido láctico (al 90% de concentración), 15% de ácido salicílico en una solución de etanol puro pH: 1.65

 

-        Peeling de TCA  30% :

El peeling de TCA (Ácido Tricloroacetico) es uno de los tratamientos y peelings medios-profundos más efectivos del mercado. A un 30%, el peeling TCA penetrará hasta la dermis papilar superficial. Es un agente químico muy fuerte que coagula la proteína de la piel, y consecuentemente deriva en la eliminación de las capas de piel. Cuando se aplica el peeling, la preparación de la piel, la presión de aplicación, y el tiempo de aplicación de la solución peeling tendrán un impacto considerable en los resultados del peeling.

 

-        Terapia de Bioestimulación lumínica:

Hay que incluir en los tratamientos para hiperpigmentación la terapia Fotodinámica o PDT que fue originalmente desarrollada para el tratamiento de lesiones precancerigenas y otras condiciones de piel crónicas, tales como queratosis actínica y Hiperplasia sebácea. PDT se ha desarrollado también para ofrecer una alternativa a los tópicos irritantes tradicionales siendo un Tratamiento no invasivo,  eficaz, rápido y confortable. PDT implica la aplicación de luz de longitudes de onda entre 400-700 nm, demostrando que efectivamente mejoran y tratan las condiciones de la piel tales como acné, daño solar, queratosis actínica y hiperpigmentación.

Consiste en una plataforma ligeramente cóncava que cuenta con más de 2000 LEDs de alta potencia que irradian cuatro colores, azul con 417 nm, rojo con 633nm, amarillo con 590nm y verde con 497 nm.

También es conocida como bioestimulación lumínica, es una técnica que estimula las células dérmicas y epidérmicas mediante la exposición a una lámpara de diodos emisores de luz visible de banda estrecha de diferentes colores. Posee diferentes propiedades entre las que se encuentran su acción antiinflamatoria, bactericida, potenciadora del sistema inmune e inhibidora de la síntesis de melanina. Esta “luz” emitida consigue activar los fotoreceptores, induciendo una concatenación de respuestas biológicas para modificar algunas estructuras celulares, provocando o estimulando los cambios o efectos deseados. En caso de hiperpigmentación usamos luz verde.

 

 

Principios activos despigmentantes

 

Los principios activos despigmentantes tópicos producen una inhibición de la formación de la melanina por diversos mecanismos. (Explicado en punto anterior) Ej: ácido kójico (2 al 4 %), ácido tióico, ácido elágico, ácido azelaico y arbutina (precursora de la hidroquinona), ácido glicólico, ácido salicílico …

A continuación se presenta una clasificación orienta a escoger el agente químico de acuerdo con la profundidad de la lesión que se quiere tratar:

  • Muy superficiales (estrato córneo): Ácido salicílico al 30%, Ácido glicolico al 40 a 50% , Solución de Jessner, Resorcina al 20 a 30%, Ácido tricloroacético ( TCA) del 10 al 25%, Tretinoina.
  • Superficiales (epidérmicos): Ácido glicólico del 40 al 70%, Ácido mandélico del 30 al 50%, Solución de Jessner, Resorcina del 40 al 50 %, Ácido tricloroacetico (TCA) del 10 al 30 %.
  • Medios (dermis papilar): Ácido tricloroacetico (TCA) 35 a 50%, Ácido glicólico 50%, Ácido mandélico 50 %, Jessner + TCA 35%, Ácido pirúvico, Jessner + ácido glicólico 40 a 70%
  • Profundos (dermis reticular): Fenol 88% con oclusión, Baker y Gordon (fenol modificado a 45-50%).

 

tratamientos-despigmentantes

 

Otros ingredientes que son seguros y con resultados estéticos de eficacia similar son: 

  • Oxy-R (oxyresveratrol): agente iluminador de la piel que ayuda a inhibir la producción de melanina para aclarar la tez de la piel.
  • Gluconolactona: poli-hidroxiácido que exfolia y rompe los depósitos de melanina resistentes.
  • N-acetilglucosamina: Este derivado de monosacárido de glucosa ha demostrado reducir la hiperpigmentación mediante el uso tópico inhibiendo la producción de melanina en los melanocitos.
  • Niacinamida: ayuda a reducir las manchas oscuras y la inflamación a la vez que mejora la apariencia global de la piel.
  • Extracto de raíz de Glycyrrhiza glabra (regaliz): Inhibe las enzimas tirosinasas productoras de melanina controlando así la hiperpigmentación.
  • Alfa-arbutina: Inhibe las enzimas tirosinasas productoras de la melanina controlando así la hiperpigmentación.
  • Ácido Kójico: Es un metabolito natural de los hongos, extraído de varias especies de Aspergillus, Acetobacter y Penicillium. El problema es que es muy inestable y fácilmente se oxida (se vuelve marrón cuando se expone al aire, mientras que su eficacia se ve  comprometida). Para evitar esta irritación y evitar los problemas de estabilidad, los formuladores de productos cosméticos a menudo seleccionan dipalmitato kójico como  alternativa al ácido kójico puro. El dipalmitato kójico se considera que es menos inestable, sin embargo no hay estudios que confirmen su eficacia como aclarador de la piel, como el ácido kójico puro
  • Brassica Napus: ayuda a reducir la concentración de melanina en la piel y aclara.
Featured

Alimentación orientada a la fotoprotección

En verano, no solo es necesario proteger la piel con gafas de sol, sombrero y una protección adecuada. La alimentación también juega un papel clave a la hora de proteger la piel del sol y conseguir un bronceado saludable. Por ello, es básico seguir una dieta enfocada a la fotoprotección de la piel. a continuación os muestro algunos de los nutrientes que son básicos para ingerir en épocas de sobreexposición solar

7-alimentos-buenisimos-para-comer-y-perder-peso-durante-este-verano

La alimentación también juega un papel clave a la hora de proteger la piel del sol y conseguir un bronceado saludable.

 

¿Qué nutrientes ayudan a proteger la salud de la piel ante la radiación solar?

Durante el verano, la alimentación y la micronutrición deben estar orientadas a aumentar la fotoprotección natural de la piel, ayudando a equilibrar la respuesta inflamatoria del cuerpo, así como los mecanismos antioxidantes y la actividad apoptótica saludable del propio organismo.

Los principales alimentos que se deben incorporar a la dieta en éstas épocas son aquellos que ayuden a regular la producción de melanina. La pigmentación de la piel es fundamental como agente fotoprotector, ya que la melanina cumple la función de absorber las radiaciones UV, y es además un potente antiradical. Por ello, para proteger la piel es importante estimular la síntesis de melanina, es decir, aumentar la cantidad de melanina dentro de los melanocitos y favorecer su correcta distribución a nivel epidérmico.

 

Los principales alimentos que se deben incorporar a la dieta en éstas épocas son aquellos que ayuden a regular la producción de melanina.

 

Acelera-tu-Metabolismo-Para-Bajar-de-Peso-Parte-III-de-III

 

A continuación os muestro algunos de los nutrientes y alimentos básicos que ayudan a la protección cutánea:

 

-        Coenzima Q10: este nutriente es el primer antioxidante en degradarse en la piel por la acción del sol. De ahí la importancia de tomar alimentos que la contengan. El Q10 es un antioxidante que está presente de forma natural en el pescado, el marisco, las espinacas y las nueces. Al consumir estos alimentos aportamos a la dermis un suplemento básico para reforzar la protección natural de la piel.

 

-        Betacarotenos: este nutriente se considera uno de los más importantes elementos precursores de la Vitamina A y por ello se le conoce también como pro-vitamina A. Ayuda a mantener la piel sana, evitando los daños de la radiación solar. Aportan carotenoides, los cuales, según numerosos estudios, absorben los rayos UV para proteger la piel de los eritemas solares. Los carotenoides son probablemente los más eficaces en la neutralización del “oxígeno singlet”, causante de la formación de radicales libres.Esta sustancia abunda en la calabaza, las zanahorias, los melocotones, albaricoques, la papaya, los pimientos. Aunque como nos explica la experta “tampoco conviene excederse en su consumo, porque puede suponer una sobredosis de Vitamina A que puede ser dañina para el hígado entre otros”.

 

-        Vitamina C: trabaja con la fotoprotección natural de la piel, ayudando a equilibrar la respuesta inflamatoria del cuerpo, a los mecanismo antioxidantes y la actividad apoptótica saludable. La Vitamina C puede encontrarse de forma abundante en frutas cítricas, coliflor, espinacas… La fuente principal de ácido ascórbico son la gran mayoría de frutas y verduras.

 

-        Suplementos orales: Según Inmaculada Canterla “es necesario contar con un refuerzo oral que suplemente la efectividad de los protectores solares tópicos protegiendo así toda la superficie cutánea”. La Directora de Cosmeceutical Center recomienda Fernblock (extracto de Polypodium leucotomos) que aumenta la fotoprotección natural de la piel.

 

Otros activos que recomiendo tener en la dieta, en temporadas de mayor exposición solar son: Vitamina E, Romero, polifenoles procedentes de la granada, Vitamina B3  (Nicotinamida), Curcuma, Té Verde, Semillas de uva con proantocianidinas eficaces para inhibir el estrés oxidativo celular, Vitamina D3, Ácido hialurónico. Lo mejor es alimentarse y usar suplementos vitamínicos ricos en antioxidantes que son los más importantes aliados para prevenir el daño de la radiación UV y que ayudan a las células a protegerse de los eritemas.

 

Lo mejor es alimentarse y usar suplementos vitamínicos ricos en antioxidantes que son los más importantes aliados para prevenir el daño de la radiación UV y que ayudan a las células a protegerse de los eritemas.

Featured

Cómo escoger un buen fotoprotector

La piel es el órgano más extenso, cuya principal función es proteger el cuerpo de los agentes climáticos, como es el sol. Por ello, queda expuesta a sufrir diferentes tipos de patologías (alergias, dermatitis, fotodermatosis, fotosensibilización) si no existe una correcta protección. Con la llegada del verano, esta sobreexposición se acentúa y con ella los efectos del sol sobre la piel. ¿Conocemos todas las opciones para protegerla?


mejor-protector-solar

La fotoeducación de la piel es indispensable para saber elegir el protector solar más adecuado, que se adapte a las necesidades de nuestra piel y nuestro estilo de vida. 

 

Consejos de experta para elegir un buen protector solar:

La elección de un protector solar correcto es el primer paso para cuidar la piel y prevenir la aparición de enfermedades dérmicas. Y el primer consejo que os puedo dar es que el uso del filtro solar debe ser diario, los 365 días del año, incluso cuando el cielo está tapado o llueve, y se convierte en un elemento imprescindible con la llegada del buen tiempo.

- Un buen filtro solar no solo debe proteger de los rayos UVB (responsables de los daños inmediatos sobre la piel, como las quemaduras), sino también debe proteger de los rayos UVA (daños en el DNA de la piel, las células, los vasos y los tejidos). Es decir debe ser un fotoprotector de amplio espectro y de protección global para la piel, que la defienda contra el espectro de luz: UVB, UVA,  IR y Luz Visible.

- Es aconsejable escoger filtros físicos, no químicos e inorgánicos que reboten los rayos UV antes que sean absorbidos por la piel. Este tipo de filtros se conocen como “SunBlock”.

- Evitar los filtros solares que contengan PABA en su formulación, pues el ácido para-aminobenzoico puede causar daño celular y hay una mayor incidencia de alergias relacionadas con el uso de PABA y derivados.

- Deben ser productos estables ante el calor (foto estables).

- Se aconseja escoger productos de aplicación sencilla y cómoda para fomentar la reaplicación frecuente del filtro.

- Cuidado con los protectores secundarios, aquellos que incluyen reclamos publicitarios sobre protección solar pero cuyo cometido principal no es proteger la piel del sol (por ejemplo, las cremas hidratantes con SPF15).

- Los filtros solares deben incluir en su formulación Filtros Biológicos que no son filtros solares como tal, sino agentes antioxidantes que actúan en sinergia con los filtros de la fórmula evitando la formación de radicales libres y potenciando el sistema inmunológico de la piel.  Las vitaminas A, C y E entre otros son las más utilizadas. Tienen propiedades antirradicalares y actúan contra el envejecimiento cutáneo y los cánceres de piel fotoinducidos.

- Lo último en formulación es incorporar a las fórmulas activos para la protección y reparación del ADN (DNA-Protect), a través de enzimas que han sido aisladas de microorganismos extremófilos y cumplen funciones de reparación del ADN dañado por los rayos UV.

- Cuidado porqué los protectores solares caducan. Con el paso del tiempo, sus componentes se van degradando como en cualquier otro producto. Por tanto, no es recomendable utilizar fotoprotectores abiertos de un año para el otro ya que eso devalúa el factor de protección. La protección no será del todo completa por tanto se estará en riesgo de sufrir los efectos nocivos del sol.

- Es básico reaplicar el filtro solar cada 2- 4 horas. El SPF es “dosis-dependiente”, es decir, que para conseguir el SPF que pone en el envase debemos usar una cantidad de producto igual a la que se usa para determinar que ese producto en dicha cantidad nos provee del SPF que pone en el cartonaje, de lo contrario, no conseguiremos dicho SPF. Hay muchos estudios donde se ve que la gente no aplica suficiente protector solar.

- Protección contra la polución: Partículas atmosféricas contaminantes (carbón y metales pesados) y químicos de uso doméstico e industrial

Gracias a la combinación de estos consejos conseguiremos un escudo de alto nivel contra el envejecimiento y los efectos nocivos que causan los rayos del sol: el eritema, el envejecimiento, las manchas, y el daño del ADN. La piel quedará protegida con efectos inmediatos, a medio plazo y a largo plazo:

 

Efectos  inmediatos

- Protección diaria de amplio espectro UVA/UVB

- Reduce la aparición del eritema solar. Se incrementa la resistencia de la piel y se refuerza su capacidad de protección frente a la quemadura solar.

Efectos a medio plazo

- Poder antioxidante y antienvejecimiento:  El envejecimiento solar de la piel, se traduce en arrugas y en manchas

Efectos a largo plazo

- Protección y reparación del ADN: Previene del daño invisible que sucede a nivel extracelular e intracelular (estrés oxidativo, inflamación, toxicidad mitocondrial y celular causada por las radiaciones UVA, infrarroja y luz visible).

- Por eso en CC no hablamos tan solo de SPF y de protección frente al eritema. Si no de los efectos a largo plazo. Es ahí donde están los avances y la innovación.

S

Una combinación peligrosa: sol + medicamentos, cosméticos, perfumes

La toma de determinados medicamentos o la aplicación de un cosmético o perfume puede ser el causante de reacciones adversas sobre la piel (hipersensibilidades, inflamaciones,…). Varios medicamentos y determinados cosméticos, contienen agentes fotoreactivos capaces de inducir reacciones de fototoxicidad, si se toma el sol mientras se consumen.

Algunos medicamentos fotosensibilizantes son: anestésicos locales, anticonceptivos orales, antidepresivos, antihistamínicos, antisépticos, benzodiacepinas, laxantes o diuréticos, entre otros. Además, existen otros productos fototóxicos como: algunos colorantes, perfumes, esencias de limón o lavanda, etc… que pueden llegar a producir reacciones adversas.

El asesoramiento de los expertos en formulación y vía tópica para revisar composiciones, indicaciones y tratamientos a seguir, es lo único que puede garantizar el proceso global de adecuación, efectividad y seguridad de los tratamientos en la piel. Desde Cosmeceutical Center abogamos esta primavera por la información exhaustiva, para tener en cuenta los productos que pueden ser fototóxicos y así realizar una buena profilaxis y valorar su uso o no según las necesidades de cada tipo de piel. 

EL SOL Y LA PIEL: AMISTADES PELIGROSAS

Habitualmente se ha considerado el bronceado como un signo de buena salud,  sin embargo la realidad es bien distinta, ya que puede representar un peligro. De hecho, prácticamente cualquier exposición de la piel a la luz ultravioleta (UV) puede resultar perjudicial.

La radiación solar se compone de radiación visible e invisible. La fracción invisible de la luz, está representada por los rayos ultravioleta A (UVA), ultravioleta B (UVB) y ultravioleta C (UVC). Los dos primeros son los causantes de la mayoría de los problemas de piel. Afortunadamente la capa de ozono absorbe gran parte de la radiación UV, protegiéndonos de sus efectos, aunque el adelgazamiento que  ha venido experimentando en las últimas décadas ha permitido que aumente la cantidad de radiación que alcanza la tierra, especialmente en las latitudes del norte.