Featured

Tips de experta para lucir una piel radiante en cualquier fiesta

Parece que solo nos acordamos de lucir una piel bonita cuando acudimos a un evento o fiesta en la que vamos a estar rodeados de gente, pero el cuidado de la piel ha de ser diario. A continuación os detallo algunos tips que os ayudarán a que la piel luzca radiante en cualquier fiesta.

“El mejor maquillaje para estar radiantes es tener una piel sana”

 

 

 

  • Sin una piel bonita y cuidada es imposible que el maquillaje quede perfecto. Es decir, ¡no apostemos todo al camuflaje! es un gran error que solo conseguirá mostrar una cara acartonada con exceso de maquillaje. Aconsejo tratar los desperfectos para que sean menores y así no tener que jugar al escondite con la piel.

 

  • Es el momento de echar mano de las mascarillas, los parches, los antifaces y demás extras, siempre adecuados a cada tipo de piel. Este tipo de productos ayudan tanto a la preparación de la piel en la pre-fiesta, como a la recuperación de los excesos en la post-fiesta. Ayudan a que se noten menos las escasas horas de sueño, el cansancio, las copas, la polución/oxidación por el humo del tabaco y el ritmo frenético. Además recargan las pilas en la piel y ayudan a recuperar su nivel de hidratación, consiguiendo una piel radiante e iluminada “efecto flash”.

 

  • Pero no hay que confiar todo a las ampollitas o productos SOS. Son “pan para hoy y hambre para mañana”. Cuesta mucho tener la piel en condiciones y su cuidado tiene que ser diario ¡no podemos auto engañarnos!.

 

  • Intentar, en la manera de lo posible, mantener el peso sin grandes oscilaciones porque la elasticidad y firmeza de la piel se ve comprometida con los cambios bruscos. Tras épocas de fiestas, hay que volver cuanto antes a una dieta antiinflamatoria, donde se restrinjan los carbohidratos (especialmente refinados y glucémicos) así como aceites vegetales altos en Omega 6 que son proinflamatorios (soja, maíz y girasol). Durante los días de fiestas recomiendo tomar un bloqueador de lípidos y carbohidratos (ya que hay un consumo excesivo de calorías procedentes de los azúcares y las grasas) como por ejemplo con extracto de judía blanca como bloqueador de carbohidratos y el nopal que ayuda a absorber las grasas.

 

  • Sea el día que sea, el desmaquillado es obligatorio sin excepción. La piel lo agradecerá infinitamente. No vale con pasar un algodón con agua micelar, es insuficiente. Limpiar es limpiar, eliminar correctamente la suciedad, como barrer y fregar.

 

  • No olvidar cuidar la piel del resto del cuerpo. En especial de zonas como el cuello, el escote, las manos, la espalda o los pies. Suelen ser zonas donde la piel puede ser más delicada y fina, con lo que necesitan cuidados especiales, y no solo los días que hay una fiesta. Aconsejo realizar de forma regular una buena y completa sesión de exfoliación e hidratación corporal.

 

  • Para los ojos recomiendo usar productos drenantes que ayuden a no acumular toxinas y líquidos y que en consecuencia se produzcan las temidas bolsas. Usar contornos de ojos con  árnica, laminaria, cafeína y péptidos que mejoren la circulación y la liberación de líquido. Igualmente para el cuerpo y el trastorno edematoso que afecta a la piel y a los tejidos subcutáneos, tomar líquidos con fitoterapia drenante (piña, alcachofa, rábano, té verde, diente de león, etc.) para contrarrestar la acumulación o retención de agua, grasas y toxinas.

 

  • Antes de una fiesta, aconsejo preparar la piel con sesiones de bioestimulación lumínica. La terapia fotodinámica es una técnica no invasiva, basada en la estimulación de aquellos procesos naturales que tiene la propia piel para regenerarse y repararse. La Luz Roja (645 nm) fomenta la producción de colágeno y elastina, y aumenta la circulación de la sangre, regenerando la piel.

 

  • Para dar una luminosidad extra a la piel, recurrir a sueros con ingredientes como el DMAE (dimetiletanolamina), ingrediente importante a la hora de hablar de firmeza y que mejora visiblemente la piel apagada. Otros activos que ayudan a iluminar la piel son la niacinamida o el extracto de regaliz.

 

El mejor tip es mantener una piel sana y cuidada todos los días del año, para ello os recomiendo un asesoramiento profesional y personalizado.

 

 

¡y a disfrutar de la fiesta!

Featured

Las 10 claves para abrigar tu piel del frío

En invierno se producen más brotes de dermatitis atópica, aparecen más casos de rosaceas y muchas personas notan una mayor sensibilidad en la piel… Es una realidad, el clima (temperatura y humedad) está implicado claramente en su evolución: la piel sufre con el frío. A menor temperatura se reduce la hidratación de la piel, la producción de sebo y aumenta la sensación de picor.

El frío es un factor climático que puede afectar al ADN celular de la piel, al generar una mayor fragilidad capilar que produce que la piel esté más apagada y menos elástica. Afecta también a la capa superficial (córnea) que pierde el agua que contiene y en consecuencia se agrieta y descama. Además retrasa el ciclo de la renovación celular y aumenta la sensibilidad de la piel, empeorando las pieles con rosácea, dermatitis, etc.

A continuación os dejo una serie de consejos que ayudarán a proteger vuestra piel con la llegada del frío y a mantenerla sana y bonita también en esta época del año.

 

“Decálogo para abrigar la piel del frío” por Inmaculada Canterla

 

  • No hay que olvidar el uso del filtro solar en invierno. En toda rutina del cuidado de la piel, y sea cual sea la estación del año, es imprescindible que el último paso sea la aplicación del filtro solar. Aunque existe la creencia errónea de que el sol no afecta a la piel en invierno, la radiación de los rayos UVA (que son los que afectan a los tejidos cognitivos, dañando el ADN, las células, los vasos y tejidos) es unas 17 veces mayor que la radiación de los rayos UVB (daños inmediatos en la piel como quemaduras) y ésta se mantiene estable bajo cualquier tipo de situación meteorológica (llueva, nieve, etc.).

 

  • Utilizar cosmecéutica formulada con los siguientes activos por sus propiedades reparadoras, protectoras y regeneradoras como: aceites naturales vegetales (como el aceite de sésamo, el aceite de macadamia, el aceite de chia), Vitaminas B3 y B5, Teprenona (que va muy bien para calmar las pieles hipersensibles) y Vitamina K2 (para reforzar las paredes de los capilares).

 

  • Los hábitos alimentarios y el estilo de vida también influyen en la condición de la piel, por ello es importante una ayuda micronutricional con suplementos tipo: Aceite de Prímula (con ácidos grasos esenciales insaturados que es útil en trastornos de la piel y del pelo), Zinc (agente antiinflamatorio y antioxidante), Omega 3 (se recomienda comer pescado azul y/o suplementar con aceite de pescado purificado y concentrado).

 

  • Beber entre 1,5 y 2 litros de líquido al día. Cuando aparece la sensación de sed es porque ya se ha producido cierta deshidratación.

 

  • Las calefacciones no son beneficiosas para la piel. Por ello es es aconsejable utilizar humidificadores ambientales en casa, para contrarrestar los efectos de la calefacción y mantener el ambiente con mayor humedad relativa.

 

  • Se aconseja realizar duchas (no baños) tibias y cortas. Los baños largos pueden derivar en una piel seca e irritada porque se daña el estrato córneo,  el manto ácido e hidrolipídico y se dificulta su función de barrera protectora. Además es recomendable utilizar aceites de baño, jabones Syndet o “soap free” (jabones sin jabón, que son más suaves que los tradicionales y respetan más la naturaleza de la piel), y geles de baño con pH entre 4,5-5,5 para mantener la acidez normal de la piel, sin perfumes, sin conservantes ni colorantes para minimizar el riesgo de alergias. Es importante que no contengan Sodium Lauryl Sulfate ni Sodium Laureth Sulfate, han de ser “SLS SLES free”.

 

  • En las duchas mejor no emplear esponjas ni frotar la piel. Y después, secarse con toques (no frotando la piel) con toallas de algodón. Tampoco se aconseja dejar secar la piel al aire.

 

  • Es imprescindible utilizar crema hidratante a diario, después de la ducha, para evitar la sequedad (incluso, 2 veces al día). Este gesto ayudará a que la barrera epidérmica permanezca íntegra y a retener la hidratación de la piel. Hay que indicar de forma personal e intransferible en cada caso la crema corporal más apropiada (tras una valoración personalizada realizada por un experto en piel).

 

  • Después de hacer deporte es importante ducharse rápido, para evitar que el sudor reseque más la piel.

 

  • Emplear tejidos que no irriten  la piel (algodón y/o lino) más que otros que puedan irritarla (lanas y/o poliéster).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies