Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario. Si estás de acuerdo con ello solamente haz click en el botón aceptar a continuación y se ocultará este espacio, si quieres saber más haz click en el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información..
+34 954 378 643 - info@cosmeceuticalcenter.com

Conceptos

Los hidroxiácidos

Los hidroxiácidos

Hidroxiácidos

Los hidroxi-ácidos son uno de los componentes más usados en la  dermocosmética. Tienen la capacidad de penetrar hasta la dermis donde tienen una importante acción antiedad.
 Al estimular la producción de mucopolisacaridos, como el ácido hialurónico, los hidroxiácidos mejoran la calidad de las fibras de elastina y la densidad del colágeno, con ello se logra una mayor grosor de la capa dérmica. También estimula el gen responsable de la producción de colágeno e hialurónico, la piel se nota más hidratada, elástica y mejor tono. Con la edad la piel disminuye la velocidad de renovación. Los hidroxiácidos son especialmente efectivos para mejorar las marcas de envejecimiento debido al sol, este aumento de la exfoliación de la piel también ayuda a disminuir sus manchas, disminuye la tendencia a manchas y las va eliminando.
Estos actúan en los dos niveles de la piel dérmico y epidérmico. Al aplicarlo en la piel, se estimula la exfoliación de las células epidérmicas así ir eliminando las células más antiguas mejorando el aspecto exterior de la piel.
Los AHA (alfa hidroxiácidos) y los BHA (beta hidroxiácidos) son muy efectivos en la piel, la mayoría de estos son procedentes de las frutas.
LOS AHA  (ALFA–HIDROXIÁCIDOS)
Son ácidos carboxilados hidrosolubles que se encuentran de forma natural en muchos alimentos, como son el glicólico en el azúcar de caña, el láctico en la leche, el cítrico en los cítricos, el málico en las manzanas, el mandelico en almendras amargas.
LOS BHA, BETA-HIDROXIÁCIDOS
Como puede ser el ácido salicílico, son muy similares a los primeros pero son liposolubles, Generalmente son menos irritantes que los AHA. Al tener una estructura lipídica, puede penetrar en la piel a través de los folículos sebáceos por lo que es especialmente apropiado en personas con problemas de poros dilatados y acné.
EL USO DEL FILTRO SOLAR
Una característica en el momento de usar Los hidroxiácidos, es que esta exfoliación, obligará a que usemos un filtro solar en la piel ya que la piel queda más fina y desprotegida. Si se utiliza un filtro solar de alta graduación durante el día no hay ningún problema en usar durante la noche un cosmético con alguno de estos componentes. Al contrario la piel se verá mucho más radiante y más hidratada.
Aunque todos los AHA y BHA, actúan de forma similar, tienen características diferentes que los harán más útiles en uno u otro tipo de piel.
CÓMO UTILIZARLOS
Dependiendo de la concentración que vayamos a usar y si es de uso personal, estético o médico, la manera de utilizarlos será muy diferente.
Generalmente  con dosis dependiendo de la sensibilidad de la piel, el grosor y si es una piel con más tendencia a grasa, que va a resistir con concentraciones más altas.
Es recomendable usar estos productos durante la noche y utilizar un cosmecéutico que aporte hidratación durante el día y protección.
Tampoco debe aplicarse si hay alguna lesión en la piel.
En el contorno de los ojos, si se va a usar un AHA, ha de tener una concentración muy suave, no más del 2%, ya que la piel de esta zona es especialmente sensible y fina.
Después de una elevada concentración de hidroxiácidos la piel está mucho más receptiva y va a captar nutrientes y agua.
Hay muchos más ácidos de origen natural que se pueden utilizar sin embargo presentamos los más habituales y conocidos:
Ácido azelaico
El ácido azelaico es uno de los ácidos considerados más potentes, y efectivas en la piel con acné, inflamación e hiperpigmentacion de la piel. Este ácido lo podemos encontrar de trigo, cebada y centeno. , la función natural de este ácido en las plantas es la de protegerlas.
Cuando el ácido azelaico se pone en contacto con una sustancia patógena la planta segrega ácido azelaico, ya así puede actuar frente al patógeno.
Además, estimula la producción de ácido salicílico, un importante químico necesario para luchar con estos potenciales. Este ácido es naturalmente igualmente antibacteriano, por lo que se puede utilizar en acné.
Cuando se aplica tópicamente reduce el crecimiento de las bacterias en los folículos y ayuda prevenir la inflamación y eliminar las células muertas y prevenir acné.
Este ácido se puede usar en pieles sensibles e inflamadas para ayudar a disminuir su inflamación, como puede ser pieles con rosácea y acné rosácea. Es un excelente tratamiento para calmar y suavizar la piel inflamada. Generalmente se suelen combinar en los casos de rosácea con otro tipo de productos para calmar la piel, en concentraciones del 4 al 20%.
Además, se utiliza en cremas despigmentantes, ya que este interfiere en la producción de melanina, por lo que se puede usar también en casos de melasmas o pecas.
Ácido ferúlico
Este ácido tiene gran capacidad de actuar frente los radicales libres, por lo que tiene una importante acción antioxidante.
De forma natural se encuentra en las hojas y las semillas de muchas plantas, aunque especialmente en cereales como el arroz, avena y trigo. También lo podemos encontrar en alcachofas, cacahuetes, naranjas y piña.
Al tener la capacidad de neutralizar los radicales libres, ayuda a prevenir el daño del ADN celular y proteger las células, y preserva la piel del envejecimiento.
También tiene capacidad de proteger a las células del daño de la luz ultravioleta; cuando se combina la luz ultravioleta y el ácido ferúlico, mejora la potencia antioxidante de este.
En cosmética se suele encontrar en sérum y ampollas antioxidantes, que además incluyen la vitamina C, para potenciar esta acción. Este actúa ayudando a la regeneración lipídica y protectora de la piel, y se recomienda para todo tipo de pieles, especialmente las secas.
Ácido glicólico
De todos los AHA el más popular uno de los AHA más utilizados en el fotoenvejecimiento, ayudando a eliminar las arrugas finas y la hiperpigmentación. El origen es el de la caña de azúcar, de la piña o la remolacha azucarera.
Al igual que todos los AHA, ayuda a mejorar la producción de colágeno y que la piel aumente su firmeza. Con este ácido la piel tendrá una mayor capacidad de adaptación, por lo que cuando se usa durante bastante tiempo, la piel se acostumbra. Para mantener este efecto, se necesita aumentar la concentración del mismo.
Si se utiliza durante largos periodos de tiempo en la piel más externa parece que no es lo suficientemente efectivo, la piel se vuelve resistente y parece como si la parte más superficial de la piel se resecara; sin embargo, interiormente no lo está.
Las primeras veces que se usaron los AHA, hacia la década de los 70 cuando se buscaban productos para eliminar las placas de la psoriasís. Tiene acción queratinolitica como todos los otros ácidos.
El ácido glicolico se puede usar en muy diferentes concentraciones, desde el 4% hasta el 20% cuando se usa en productos a domicilio. Si lo va a hacer un profesional, la concentración puede ser mucho más elevada hasta el 70% (uso exclusivo médico), en el que se debe controlar el tiempo de aplicación, y detener esta accián tamponando el PH.
Tiene la capacidad de destruir los lazos que unen las proteínas, así este es capaz de eliminar manchas o piel más seca.
Los tratamientos médicos de alta concentración se basan en la eliminación de la capa más externa de la piel, la epidermis y hasta una parte de la dermis. Por lo que además de eliminar las manchas, también será útil a las arrugas.
El ácido glicolico es igualmente una molécula higroscópica por lo que ayudara a mejorar la hidratación de la piel.
Estimula la producción de colágeno. Una acción inherente de todos los AHA. El colágeno al ser una proteína estructural ayuda a que la piel se mantenga firme y mejora la apariencia de las arrugas.
Se puede usar en todo tipo de piel, siempre que no haya lesiones en la misma.
Es preferible usar este componente por períodos y hacer descansos para mantener la eficacia.
Negativamente, es normal una sensación de picoteo o ligera quemazón y la irritación de la piel sobre todo en las pieles más sensibles.
Ácido láctico
Otro tipo de AHA. Se obtiene de la fermentación de la lactosa por las bacterias, por lo que está en lácteos fermentados como el yogur o el kéfir entre otros. Este ácido lo produce nuestro organismo, sobre todo cuando hacemos ejercicio.
En cosmética lo encontramos no sólo en cremas sino en jabones, champú y desmaquillantes. Muchas veces, si miramos las composiciones de algunos cosméticos, aparece este ácido, pero no se añade por su acción exfoliante sino como regulador del PH del cosmético, por lo que la cantidad es muy baja y no tendrá esta función.
Este ácido es suave, la piel lo admite fácilmente, por lo que será efectivo para pieles más sensibles. Al igual que los otros AHA tiene acción queratolítica, puede penetrar en las capas más internas de la piel, así también puede mejorar la producción de colágeno y elastina.
Este ácido es más suave que otros y se puede usar en pieles sensibles más suave que el ácido glicolico.
Este ácido tiene la capacidad de penetrar en la capa más interna de la piel con ella estimulamos la síntesis de colágeno y elastina, estas forman parte de la estructura de la matriz epitelial.
Ayuda igualmente a despigmentar la piel que se ha pigmentado por exceso de sol.
Además mejora e incrementa la barrera lipídica de la piel, al aumentar las ceramidas de la piel. Ayuda a mejorar el tono de la piel a unos concentraciones sobre el 5%.
Es ideal cuando la piel es seca, ya que ayuda a hidratar la piel, hasta la más sensible, tiene la capacidad de atraer el agua y mantenerla en los espacios intersticiales.
Es importante no aplicar estos productos en el contorno de los ojos, labios ni mucosas. Igualmente tampoco debe aplicarse si hay alguna lesión en la piel.
Ácido L-Láctico: Proporciona a la piel una acción anti-tirosinasa efectiva. Facilita la descamación de los corneocitos hiperpigmentados, facilitando y acelerando la renovación celular.
Acido málico
El ácido málico es otro tipo de AHA, que se encuentra en las frutas como puede ser la manzana. Por ejemplo es el responsable del sabor ácido de las manzanas verdes. Tambien esta en el vino. Cuando las frutas maduran el ácido málico se transforma en ácido láctico.
Entre otras funciones, mejora la salud bucal (estimulando la producción de saliva) y el sistema inmunitario. A nivel cosmético, como se trata de un AHA, mejora la suavidad, luminosidad y firmeza de la piel.
Este ácido está presente en nuestras células corporales, en bastante cantidad de manera que se forma y se rompe diariamente en el metabolismo normal.
Ayuda a mejorar el sistema inmunitario, mejorar la salud bucal, disminuir la toxicidad de metales pesados y mejorar la firmeza y suavidad de la piel.
El ácido málico forma parte del ciclo de Krebs, este ciclo metabólico que ocurre en la mitocondria y responsable de la producción de energía.
Tiene una importante solubilidad y pocas propiedades higroscópicas y con capacidad de quemar metales pesados.
En fibromialgia y fatiga crónica se suele ingerir junto con el magnesio.
Este ácido no es muy irritante por lo que puede usarse en las personas con la piel más sensible.Se encuentra en el interior de las células y forma parte de la energía celular.
Se suele utilizar para regular el PH de muchos cosméticos.
Al igual que los otros AHA, tienen la capacidad de eliminar las células muertas de la parte más externa de la piel. Ayuda a que la piel sea más fina, mejora la textura de la piel y a mejorar el brillo de la misma.
Al penetrar en la piel, mejora la producción de colágeno, actúa en sinergia con los otros ácidos como el láctico, el cítrico, el mandélico o el glicólico.
Es un ácido que podemos considerar “suave”, por lo que es recomendable en personas de piel más sensible. En cosméticos suele estar acompañado de otros ácidos para mejorar su efectividad, como puede ser el glicólico o el láctico. Algunos estudios lo combinan con la vitamina C para disminuir el melasma. Comparando con los otros AHA, éste es más parecido al glicólico en cuanto a sus propiedades de hidratación y exfoliación de la piel.

 Ácido mandélico
El Ácido mandélico es una Alfahidroxiacidos obtenido del extracto de almendras amargas y que cosmetológicamente es el más utilizado para tratamientos de acné e hiperpigmentaciones. Está considerado como una de los AHA de mayor peso molecular, lo que quiero decir que la piel lo absorbe lentamente favoreciendo un efecto uniforme y minimizando los trastornos comunes en la aplicación de ácidos.
Su origen son las almendras amargas, tiene gran capacidad antiséptica y antimicrobiana, por lo que también se utiliza en farmacología vía oral.
Se trata de otro AHA , por lo que tendrá las mismas acciones de regeneración celular, y estimulación natural de la piel. Ayuda así al igual que los otros ácidos a disminuir las arruguitas finas y es beneficioso frente al fotoenvejecimiento. Este tipo de ácido está especialmente recomendado en personas con manchas por acné y melasma.
Ocasiona menos rojeces que otro tipo de ácidos como el glicólico, por lo que se puede usar en piel con rosácea, manchas o inflamaciones e infecciones cutáneas. Se puede usar en pieles especialmente irritadas.
Al tener el estrato corneo más fino, la piel refleja mejor la luz y se ve más bonita. Suave y más rejuvenecida.
En peelings para el acné, se suele combinar con el ácido salicílico, ya que gracias a su actividad antimicrobiana, Cuando la piel esta muy pigmentada muchas personas usan los AHA para mejorar, aunque estos productos pueden irritar la piel más y eso provocar la formación de melanina y especialmente en personas que tengan complexión de piel oscura.
Pero este ácido es especialmente específico para las manchas de acné y post acne, si se usa de forma regular.

Ácido salicílico
La fuente original natural del ácido salicílico es la corteza del sauce o los árboles de su familia.
Aunque actualmente este ácido es de elaboración enteramente sintética teniendo como base el aminoácido fenilalanina.
Se trata de un BHA (betahidroxiácido). Al tener la capacidad de penetrar en los folículos, a su vez tiene la capacidad de limpiar el poro en las capas más profundas lo que lo hace específicamente beneficioso para el acné.
Este ácido es el más apropiado para pieles masculinas resistentes, pieles grasas y pieles acneicas, ya que además de tener la capacidad de penetrar en los poros limpiándolos y “secando” el exceso de grasa también tiene acción antiinflamatoria.
La acción de limpieza del poro evita que se acumulen células muertas y exceso de grasa, evitando así la aparición del acné. Aunque como todos los ácidos en alta concentración puede ser muy irritante, y en estas concentraciones solo se recomienda su uso bajo supervisión médica.
El ácido salicílico debilita las uniones de las células viejas y nuevas, así permite que se elimine las células antiguas (función queratinolitica). Esta acción es especialmente beneficiosa para la gente que tiene acné ya que al eliminar las células muertas evita que se tapone el poro y se produzcan los granos.
La acción exfoliante y queratolitica es efectiva ya al 2%. Cuando la piel acneica está ya usando otros productos como el peróxido de benzoilo, podría provocar una especial sensibilización frente a este ácido.
Los ácidos en general, tanto de origen natural como químico, en breves palabras actúan de forma que la piel se exfolia, así se renueva más fácilmente y estimula la producción de colágeno.
En problemas de caspa, también es efectivo para ello se suele usar en champú con unas concentraciones del 8 al 12%. Cuando se aplica en champú, sirve también para exfoliar el cuero cabelludo que sufre dermatitis seborreica y caspa.
Se debería utilizar en concentraciones bajas al principio y a medida que la piel lo va asímilando, se puede aumentar la concentración de la misma. Igualmente si la piel se irrita demasiado es recomendable detener esta aplicación para volver a comenzar pasados unos días cuando la piel se haya normalizado.
Tiene propiedades antimicrobianas y acción antiséptica, evitando igualmente que se produzcan las infecciones de la glándula sebácea y en consecuencia el grano o la pústula.
Al igual que los otros ácidos y exfoliación es efectivo para eliminar las arruguitas, sobre todo las líneas finas.
En Psoriasis, cuando se ha engrosado mucho la piel, se puede aplicar una crema que contenga una leve concentración de salicílico.

Ácido Fítico: un agente efectivo despigmentante, que reduce la formación de melanina. Se encuentra de forma natural en la mayoría de cereales, legumbres y semillas. Tiene propiedades quelantes de iones metálicos especialmente cobre y hierro que le confieren las propiedades inhibidoras de la tirosinasa y por lo tanto inhibe la formación de melanina por parte de los melanocitos


Suscríbete a nuestra Newsletter

Siempre estarás informado de todo lo que ocurre en Cosmeceutical Center
(Noticias, Novedades, Consejos, Promociones, etc...)

Soy mayor de 14 años y ACEPTO las condiciones establecidas en Aviso Legal y Política de Privacidad
Suscribirme a la lista de correo, para conocer las novedades de COSMECEUTICAL CENTER - nuevos productos, promociones, eventos y ferias.

    Credenciales